Consejos para decorar tu segunda vivienda

La crisis ha traído muchas cosas malas a nuestra sociedad, desde desahucios hasta problemas con la sanidad, pobreza infantil o pérdida de derechos sociales a cambio de internet una recuperación financiera. Pero lo cierto es que ha poblado el país también de oportunidades inmobiliarias, algo que han sabido aprovechar bien aquellos que contaban con unos ciertos ahorros cuando los bancos dejaron de conceder créditos hipotecarios de forma tan sencilla como ocurría en el pasado.

Las segundas viviendas o las casas para invertir han sido las grandes demandadas en este nuevo mercado que se abrió gracias a la bajada de precios que afecto tanto a los pisos comunes como a los de lujo. Romer Playa, una inmobiliaria que cuenta con una gran cartera de pisos y apartamentos en Denia, tanto para el alquiler como la venta, ha conseguido así ofrecer grandes ofertas a sus clientes. Te hablamos de ella por si todavía no has invertido y necesitas de una agencia de confianza adaptada a los nuevos tiempos y con un amplio catálogo de casas y apartamentos en la playa, tanto obra nueva como de segunda mano. En su página web puedes consultar todas sus viviendas o acudir a su oficina en Denia para asesorarse mejor a la hora de dar este gran paso.

Como decíamos, este auge en las compras de segundas viviendas ha hecho que se dispare también el mercado del sector del mueble y la decoración, y desde aquí queremos daros algunos consejos para equipar vuestra casa de vacaciones, ya sea en la playa o en el campo.

En la relación a lo que os decíamos al comienzo, vamos a daros un consejo que tiene mucho que ver con las cosas malas que ha traído la crisis económica: los robos. Los amigos de lo ajeno están haciendo su agosto en todas las viviendas, pero las segundas son mucho más apetecibles para ellos, ya que en un principio no habría nadie en su interior durante la mayor parte del año para frustrarles el asalto. Es por esto que os recomendamos que si no queréis llevaros grandes disgustos, aparte de adoptar medidas de seguridad como poner dobles cerraduras o dejar siempre una luz encendida con carácter disuasorio, amuebléis vuestra casa sin grandes fastos. Las tiendas low cost de muebles son toda una realidad común en nuestro país. Es cierto que luego tenemos que montarlos nosotros mismos en casa, pero también podemos contratar a alguien para que lo haga. Si nos roban una cómoda de sesenta euros no nos dolerá tanto como si el precio de esta ronda los mil. Por otro lado, debemos tomar las mismas precauciones con los electrodomésticos, como puede ocurrir con las televisiones o los aparatos de la cocina. Normalmente este tipo de tecnología avanza muy rápidamente con los años, así no debemos de preocuparnos por tener una gran marca en casa, bastará con algo más sencillo que no sea muy caro, porque además seguramente saldrán próximamente nuevas funciones que nos harán querer cambiarlo todo.

Por otro lado, debemos tener muy en cuenta que se trata de una segunda casa o una casa de vacaciones aquello que estamos amueblando. Nos explicamos. ¿A qué vamos de vacaciones? Pues está bien claro, a descansar. Por lo tanto, lo prioritario es escoger muebles que sean funcionales y que no nos hagan perder el tiempo. Durante las vacaciones por ejemplo nos dará mucha pereza tener que ponernos a limpiar, y si no queremos acabar renegando de la casa y añorar el pasar esos días en un hotel donde nos lo hagan todo, tenemos que tirar por la fácil, por encimeras sencillas de limpiar, hornos pirolíticos y hasta deshacernos de todas esas alfombras con montones de flecos que se descolocan cada dos por tres. Lo mismo ocurrirá con la cama. Sabemos que muchos cojines y una mantita en la zona de los pies quedan divinamente, pero ni son necesarios ni tendremos ganas de repetir todos los días la rutina del quita y pon para hacer la cama y luego dormir.

En definitiva, apostemos por la sencillez y la funcionalidad para decorar la casa si tenemos la suerte de haber conseguido esta segunda vivienda para las vacaciones.

Deja una respuesta