Decorando el Jardín

Desgraciadamente no todos tenemos la suerte de poder disfrutar de un bonito jardín los días de verano… bueno, ni los de invierno. La mayor parte de la población vive en pisos que, como mucho, tienen un pequeño balcón o, si tienes mucha suerte, una bonita terraza. Sin embargo, de vez en cuando alguien tiene la suerte de poder comprarse una planta baja, un chalet o una vivienda unifamiliar (adosada o no) que tenga un buen patio o jardín.

Hoy voy a dedicar este post a todos esos suertudos, porque aunque tengamos envidia también se merecen algún que otro consejo dedicado a ellos exclusivamente.

Antes de pensar en el mobiliario yo intentaría tener muy clara la idea que quiero para mi jardín o patio ya que los muebles deberían ir en función de la decoración elegida. Lo que sí tengo muy claro es que yo optaría por el mimbre porque es un material resistente a las inclemencias del tiempo, es muy elegante y además nunca ha pasado de moda. Podéis echar un ojo en Borras Hermanos porque tienen un buen catálogo de muebles de mimbre fabricados artesanalmente que son una maravilla.

Estilos de decoración hay muchos pero teniendo en cuenta las tendencias actuales yo tiraría más hacia lo rústico que otra cosa porque lo natural suele quedar bien siempre, y lo moderno o demasiado creativo puede llegar a cansar con el paso del tiempo por mucho que pueda gustarnos a primera vista.

Algunas ideas

Las carpas pequeñas o las pérgolas suelen ser una muy buena opción porque cubren del sol y la lluvia pero no quitan visibilidad y si tenemos unas buenas vistas de las que disfrutar esto es importantísimo. También se lleva mucho eso de poner cortinas de madera en los laterales para evitar la indiscreción de vecinos cotillas.

Los troncos de madera pueden ser una maravilla. Dependiendo de la cantidad que tengamos y del tamaño o largarie, podemos construir vayas, separadores de espacios, e incluso un de madera donde enredar un galán de noche o alguna planta enredadera similar.

Los caminos de piedras también son algo que siempre queda bien. Recuerda muchos a los cuentos infantiles y da un toque muy natural al espacio. Personalmente me gusta la piedra grande, tipo bloque asimétrico, pero hay algunos de piedra pequeña tipo adoquín que son muy bonitos también.

Si el jardín es muy pequeño, podemos optar por crear un pequeño rincón con un banco cómodo y algo de vegetación. Un espacio perfecto para la relajación y la lectura. A veces no se necesita mucho para tener un precioso patio.

En cambio, si tienes un hermoso y gran espacio, puedes poner un par de camastros de madera antiguos sin cabecero. Podemos ponerles un colchón de gomaespuma bonito con tela en tonos marrones o verdes que hagan juego con el espacio y así tendremos tumbonas rústicas para tomar el sol en verano.

Y, por supuesto, no puede faltar un espacio para la barbacoa. Puedes ir a lo sencillo y poner una mesa con sillas de mimbre cerca de la barbacoa para disfrutar de una buena comida o cena al aire libre, o puedes optar por la típica barra de piedra… incluso quedaría muy bien poner la barbacoa en el centro de un círculo y las sillas de los comensales alrededor de modo que todos puedas disfrutar un poco del calor de las brasas, aunque en esta última opción hay que tener cuidado con el “Eau de Chuleta” que puede coger nuestra ropa si el humo va en nuestra dirección.

Sea como sea, el espacio debe llamar a la calma y al ocio. Un jardín muy bien decorado que no llama al relax es ineficiente, al menos bajo mi punto de vista.