Piscina, spa y sauna; la triada perfecta

La piscina es el complemento perfecto para la parte exterior de nuestras viviendas. Sueño aspiracional durante años, la construcción de piscinas en las viviendas particulares ha aumentado en los últimos años, con la proliferación mayor de zonas residenciales unifamiliares. Es difícil encontrar una de estas viviendas que no disponga a estas alturas de una piscina en la que pasar el verano. Las posibilidades que ofrece una piscina son diversas, desde los baños relajantes en verano hasta la opción de celebrar fiestas y eventos con la piscina como centro temático.

En los últimos años, la venta de piscinas ha crecido en un número importante en los vecindarios de los extrarradios. Las zonas exteriores con jardín se prestan a la introducción de una de ellas y la multitud de diseños y variedades permiten que el usuario elija modelo según su disponibilidad de espacio y su gusto particular. Además, otra de las grandes ventajas es el uso de material de poliéster reforzado, que ofrece una calidad elevadísima para las piscinas prefabricadas.

Por lo general, siempre se ha tenido la noción equivocada de que las prefabricadas eran piscinas que no ofrecían la misma calidad que las de agujero. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. La calidad y el servicio de las piscinas prefabricadas es igual o mayor que las del resto de piscinas de obras. El diseño también permite la disponibilidad de las piscinas en varios colores, para que se adecúen a cada casa según las necesidades del cliente que opte por poner una de ellas en su jardín.

Por todos es sabido que nadar es una de las actividades más relajantes y beneficiosas para el cuerpo y los músculos. Sin embargo, el precio de hacerlo es una de las principales trabas para llevar a cabo esta actividad. Tanto si lo que queremos es sacarnos un abono de temporada para la piscina cubierta como si lo que preferimos es optar por instalar una piscina en nuestra vivienda particular, el precio seguro que se convierte en un impedimento. Por otra parte, la construcción, los materiales y el proceso se pueden volver una tarea compleja y que finalmente podría echarnos hacia atrás a la hora de adquirir una piscina para nuestro terreno. Algo que unido al mantenimiento que precisan tras la instalación convierte a las piscinas en un espacio tan lujoso como difícil de mantener. Quizás por eso siempre se ha dicho que son un pasatiempo muy interesante, pero igualmente complejo en su tratamiento y conservación.

Para combatir estas barreras, las empresas de piscinas han optado por el poliéster como material principal para sus piscinas prefabricadas. El material proporciona una alta calidad en sus compuestos y una respuesta inmejorable en lo referente a la seguridad, algo muy valorable, sobre todo si en casa hay niños. Flexibles para adaptarse a cualquier espacio, por pequeño que sea, dada la multitud de formas, tamaños y a su comodidad de instalación, las piscinas de poliéster son la mejor alternativa para los clientes que deseen una instalación eficaz sin perder ni un ápice de aptitud tanto en el material de la piscina como en la oferta de seguridad y accesorios que estas ofrecen para su instalación y mejora (que pueden ser tanto escaleras de metal como peldaños, barandillas, etc.).

Más allá de las piscinas, algunas empresas de venta y construcción de piscinas también se dedican a los spas y las cabinas de sauna. Los efectos renovadores en los músculos y las propiedades relajantes de ambas actividades las convierten en un complemento perfecto para la piscina. DTP Piscinas, empresa dedicada íntegramente a este sector, dispone en su catálogo de una amplia variedad y gama de diseños tanto en lo relacionado con las saunas como en los spas. El pack que podrían conformar en casa la piscina, la sauna y el spa es una tentación demasiado jugosa, que además podría favorecer incluso la posibilidad de que el trío de utilitarios llevasen implícito un juego de correspondencias, es decir, que no rompiesen la armonía y la belleza del resto del hogar y mantuviesen una concordancia de color, material y aspecto entre sí. Puestos a mejorar la casa, ¿por qué no dar el salto de calidad hacia la relajación total?

 

Deja una respuesta