Piso piloto inteligente para discapacitados

Piso piloto inteligente para discapacitados

Subir la persiana, encender las luces, preparar un café o poner cualquier electrodoméstico en funcionamiento con sólo apretar un botón. No es ciencia ficción, sino una casa inteligente que, gracias a las tecnologías de última generación, contribuye a hacer un poco más fácil la vida de los discapacitados.

«Todo se puede programar», explica Tomás Cutrín, director técnico del Grupo EMS, empresa especializada en ofrecer recursos a las personas con movilidad reducida y mayores. Diecisiete años de trabajo e investigación han desembocado en el diseño de una vivienda que, sirviéndose de los avances en domótica, proporciona más autonomía a discapacitados y cuidadores.

El hogar inteligente conjuga el uso racional de los espacios con la comodidad. Los corredores son suficientemente amplios como para permitir el acceso de una silla de ruedas. El mobiliario de hogar, en particular el de la cocina, se ha concebido para que la regulación de alturas se realice de forma automática.

«Cualquier aparato que funcione con corriente se puede activar desde un mando», puntualiza Tomás Cutrín.
La empresa también aspira a convertir estas instalaciones en un laboratorio de investigación que contribuya a optimizar los servicios para personas con movilidad reducida.

Tecnología de Vanguardia
Una grúa o una alfombra con alarma son sólo algunos de los últimos avances que incorporan las viviendas inteligentes para discapacitados. La máquina elevadora transporta al individuo por todas las estancias de la casa gracias a un carril instalado en el techo que permite evitar choques con los muebles. Se han puesto en marcha también diversos sistemas que, mediante sensores, advierten a los cuidadores. Por ejemplo, si un enfermo de Alzheimer se cae de la cama, una alarma colocada en la alfombra daría el aviso a su acompañante.

Deja una respuesta