Cómo Restaurar un Baúl Antiguo

Soy una gran aficionada de la restauración y, de entre todo, especialmente de baúles y espejos. De hecho, acabo de encontrar el baúl perfecto en un mercadillo de Portugal y voy a trabajar en su restauración para tenerlo listo para cuando me mude. Y es que, estoy en pleno proceso de búsqueda de un espacio más amplio, luminoso y diáfano donde poner un par de baúles y espejos en los que he trabajado. Fresno Inmobiliaria, una empresa especializada en el sector inmobiliaria me está asesorando en esa búsqueda.

Tienen una filosofía de trabajo integral, lo que para mí es muy importante al ser cada compra una inversión muy importante. Necesito que los profesionales que me ayudan sean lo importante que es este proceso para mí, y que me ayuden a encontrar lo mejor.

Además, como también cuentan con un servicio de asesoría jurídica, administrativa, legal y fiscal estoy cubierta en todo lo que pueda necesitar.

Una vez que tenga mi nueva casa estoy pensando en hacer talleres de restauración porque muchas amigas están interesadas en aprender.

En cualquier caso, el proceso es bastante sencillo tan solo precisa dedicación y paciencia.

El Proceso Paso a Paso para la Restauración de un Baúl

Los baúles son piezas muy habituales en el mundo de la restauración, y es que son muebles con mucho encanto que, normalmente, suelen pasar de generación en generación.

Tan solo en mi familia mis hermanos y yo hemos heredado cuatro baúles que he acabado restaurando siempre.

Los hay de diferentes tupos y estilos, pero para la restauración de un baúl antiguo, por lo general hay que tener en cuenta los siguientes elementos: madera, piezas y detalles metálicos (bisagras, cierres, adornos) y tapizado.

Lo primero que tenemos que hacer es trabajar la madera. Podemos empezar por retirar el tapizado interior en caso de que lo tenga. Retiramos las piezas metálicas, para evitar mancharlas o dañarlas con los productos que vamos a usar para la madera. Tapamos todos estos elementos con cinta de carroceno.

Comprobamos si tiene carcoma. En caso de encontrar pequeños agujeritos que indican su existencia seguiremos el procedimiento habitual de inyectar en cada agujero líquido anticarcoma, cubrir cada pieza con plásticos y esperar de 2 a 3 minutos.

Una vez eliminada la carcoma, es el momento e reparar con masilla para madera todos los agujeros y demás desperfectos que pueda tener la madera. Después lijamos bien la pieza para retirar cualquier resto de pintura o barniz anterior e igualar la superficie.

Aplicamos tinta para madera. Después del tiente podemos darle brillo con goma laca o barniz.

En cuanto a las partes metálicas debemos de comprobar primero si tienen óxido, podemos eliminar con productos desoxidantes.

Después, limpiamos bien las piezas con agua, jabón y un cepillo de alambre y, por último, aplicamos un barniz para metales para dar brillo e impedir que vuelva el óxido.

Por último, también podemos tapizar el interior. Para ello, conviene comprobar que el interior está completamente seco y que no queda el menor resto de humedad.