Cambia las manillas de tu casa con los mejores trucos

Cambia las manillas de tu casa con los mejores trucos

Con el paso de los años nuestra casa, al igual que nosotros y que todo en esta vida, va sumando experiencia, pero también desgaste y es que los años no pasan en balde y todos notamos como a medida que nos vamos haciendo mayores también perdemos algunas cualidades que teníamos de jóvenes, como la movilidad o la flexibilidad. Esto, que es habitual en nosotros, nuestra casa se resiente en el desgaste de los elementos y en que van apareciendo las primeras averías, sin embargo, aunque siempre podemos optar por reparar todos aquellos desperfectos que surjan, como medida paliativa, la realidad es que antes o después tendremos que acabar cambiando esos elementos para poder dar paso a algunos nuevos que ya no solo sustituyan a los anteriores, sino que cumplan con las expectativas actuales. Y es que en el caso de que tengamos una vivienda que ya cuenta con unos años de historia, lo más probable es que los elementos que forman parte del mobiliario fuesen de última tecnología en el momento de su compra, sin embargo, en la actualidad ya no y es que los tiempos cambian, por lo que a lo largo de las próximas líneas os queremos acercar algunas de estas nuevas tendencias, como son las manillas actuales.

A la hora de escoger unas u otras manillas para puertas interiores debemos de tener en cuenta que estas son un elemento primordial en el diseño del espacio que tenemos dentro del hogar. Esto se traduce en que sus diferencias en cuanto a estilo, tamaño o funcionalidad son tantas que realmente no es nada fácil elegir las adecuadas para cada uno de los casos, puesto que optar por una u otra nos puede cambiar por completo la decoración de la casa. En este sentido, a la hora de optar por unas manillas nuevas, lo primero que hay que conocer, a la hora de elegir el elemento para abrir y cerrar, son los tipos de manillas puertas interiores que existen:

  • Tiene forma de palanca y sirve para accionar el mecanismo de apertura. La base que va sujeta sobre la superficie de la puerta está compuesta por una placa alargada.
  • Pomo. Se trata de un elemento mayoritariamente cilíndrico que permite accionar la cerradura de una puerta girándolo de uno a otro lado. Son los más indicados para salones y cocinas. Los hay que incorporan también pestillo o condena, para estancias que requieran de mayor privacidad (baños, dormitorios…).
  • El mecanismo de apertura se acciona también mediante palanca, pero la base sobre la superficie de la puerta suele ser pequeña y en forma redonda o cuadrada.
  • Manillón. Se trata de simples tiradores para puertas de interior correderas.

Si entre nuestros planes está el instalar las manillas a las puertas interiores de nuestra casa, lo primordial que debemos de tener en cuenta es la funcionalidad que queremos obtener en cada una de las puertas, sobre todo en lo que se refiere a:

  • Número de habitaciones que necesitan privacidad extra obtenida mediante pestillo o condena o, total control de acceso mediante llave.
  • Tipo de puerta (normal, corredera…).
  • La presencia de niños o ancianos en la vivienda, para determinar el tipo de manivelas que pueden usar.

Asimismo, en el caso de renovación de manillas, el que hoy nos ocupa, nosotros os recomendamos que optéis siempre por empresas profesionales del sector, dado que ellos conocen mejor que nadie los entresijos de las manillas. Así, si vosotros no queréis pecar de ilusos y encontraros con una manilla que no se adapte, nosotros os recomendamos que os pongáis en manos de Mani-Grip, puesto que ellos son expertos fabricantes de manillas y saben, gracias a su experiencia, que otro criterio importante a considerar es que el nuevo modelo se ajuste a la distancia de los agujeros existentes, los cuales se habían hecho para instalar las manillas anteriores, de tal forma que no se llenen las puertas de agujeros que, además de afear la puerta, son difíciles de tapar e igualar.

El estilo es fundamental en la decoración

Además de lo que os hemos ido mencionando anteriormente, otra de las cuestiones fundamentales es el estilo, y es que este cobra una gran importancia en la decoración, para bien y para mal. Así, cuando compramos un piso nuevo, las manillas de las puertas de estas viviendas suelen ser de modelos estándar cromados o de latón y francamente mejorables, a poco que nos pongamos a buscar. En este sentido, los acabados metalizados para ambientes modernos, de color negro envejecido o de foja, de porcelana, dorados o de oro viejo para conferir antigüedad a la estancia, lo importante es lograr un equilibrio entre la estética y la forma.