La crisis azota al sector del mueble gallego

Las 2.800 empresas gallegas de ebanistería y carpintería, que generan 18.500 empleos en Galicia, están a punto de agotar su resistencia frente a la crisis y el desplome del sector constructor. En conjunto, su cifra de negocio supera los 2.400 millones de euros, casi la mitad de lo que factura la planta viguesa de PSA Peugeot Citroën, la segunda industria gallega por detrás del gigante textil Inditex.

El revés más dramático de la economía mundial hizo caer el negocio autonómico del mueble un 26% en el 2008. Pero en los cinco primeros meses del 2009, la caída es de un 40% del negocio, con un descenso brutal de las exportaciones y un frenazo drástico en los pedidos nacionales.

Hasta ahora, han tirado de imaginación para subsistir en el entorno más hostil de las últimas dos décadas. Pero están llegando al límite y reclaman una «ayuda urgente» de la Xunta y del Gobierno central. Quieren obtener líneas de financiación que les ayuden a «resistir», una mayor agilidad administrativa en los trámites para fomentar la innovación, programas de formación urgentes y colaboración para culminar un plan estratégico 2008-2013 con el que pretenden plantear soluciones a corto y medio plazo.

La federación gallega de carpintería y ebanistería se reunió esta semana para conocer las conclusiones de una encuesta interna sobre la crisis. El resultado es demoledor: la situación solo podrá sostenerse hasta final de año. Si hasta entonces no se localizan soluciones comenzarán los expedientes de regulación masivos y los cierres. El pasado ejercicio se cubrió con una destrucción de empleo próxima al 3% y el cierre de al menos un 5% de las firmas del sector del mueble, la mayoría pequeñas empresas de menos de 10 trabajadores.

La modernización de la cadena productiva les ha permitido cambiar el mobiliario del hogar por los muebles de cocina o de oficina y capear el temporal. Pero ahora el sector urge apoyo oficial para no quedarse al margen del plan Renove hotelero, un programa de ámbito estatal, aprobado en noviembre del 2008 y dotado con casi 400 millones de euros. O del programa de renovación de paradores. También quieren participar en la renovación de las casas cuartel españolas, que inyectará más de 350 millones al sector en los próximos años.

Deja una respuesta

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.