Las mejores noticias de inmobiliario y muebles para hogar.

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los mejores consejos para decorar tu casa de playa

Muchas personas compran una vivienda en la costa, porque el mar relaja y mejora la salud. Las personas con dificultades respiratorias o asma pueden respirar mejor en la playa, porque se relajan los músculos del pecho que rodean los pulmones.

Además, el aire está cargado de iones negativos que aumentan la absorción de oxígeno en los pulmones.

Varios estudios científicos han comprobado que el sonido de las olas actúa como una terapia natural. Incluso, los colores como el azul y el verde pueden mejorar el estado de ánimo.

Esto lo saben bien los profesionales de Romer Playa, ya que es una inmobiliaria que dispone de alquiler de apartamentos, alquiler con opción a compra, y apartamentos en primera línea de playa.

Ellos explican que contar con una casa cerca del mar es un lujo, ya que podrás disfrutar de la brisa del mar durante todo el año.

Si eres una persona que no te gusta los gimnasios, porque prefieres practicar deporte al aire libre. La playa es un lugar perfecto para realizar múltiples actividades saludables como surfear, jugar con las raquetas o construir castillos de arena con los hijos.

El Paddle surf es una de las mejores actividades para hacer en el mar. Es un deporte muy divertido, necesitas mantener el equilibrio para no caerte de la tabla, al mismo tiempo que te desplazas con el remo.

Este deporte aporta múltiples beneficios como: la tonificación abdominal, permite trabajar un amplio número de grupos musculares, quemar calorías, etc.

También puedes nadar en el mar para tonificar y mejorar la capacidad cognitiva. Con este deporte te mantienes en forma, porque permite perder entre 500 y 600 calorías por hora.

Caminar por la orilla tiene múltiples beneficios para el cuerpo y la mente. Andar sobre la arena húmeda requiere un esfuerzo mayor que hacerlo sobre una superficie dura, por lo que tu cuerpo consume más calorías, entre un 20% y un 50 % más.

Si quieres renovar la decoración de tu casa de playa debes pintar las paredes de blanco, porque aporta mucha más luminosidad y sensación de amplitud.

Escoge muebles que tengan líneas simples, así que opta por los muebles de bambú, porque es un mobiliario ligero, fresco y muy resistente.

También puedes decorar la casa con
alfombras y lámparas de fibra. Si quieres ahorrar en dinero, te aconsejamos los muebles multifuncionales, ya que un puff que puede servir de mesa de centro.

Coloca en el salón muebles de madera pero elige tonos claros o, incluso, puedes pintar el mobiliario en blanco o en tonalidades pastel. Opta por un suelo de madera blanca para conseguir frescura y sensación de amplitud.

Para decorar las cortinas y la ropa de cama puedes escoger las siguientes tonalidades: blanco, azul, verde, turquesa, coral, gris o naranja.

Decora con sencillos detalles como un faro, nudos de cuerda, caracolas, piezas de fibras naturales, un centro de mesa con arena y velas, banderines náuticos, conchas, etc.

«La pieza más voluminosa y que, posiblemente, más trote recibirá de tu salón merece una atención especial. El sofá ideal para un apartamento de la playa, además de confortable, debe contar con una estructura sólida y resistente y una tapicería de fácil limpieza, ya que estará expuesto a la humedad y la arena. Por eso, los modelos desenfundables son perfectos y dan la posibilidad de elegir un tejido en colores claros y frescos. Otra cuestión a tener en cuenta es el tamaño: asegúrate de que sea proporcional al espacio disponible, que no se “coma” el salón», informa la revista ¡HOLA!

Para tener menos calor puedes apostar por fibras naturales como el lino o el algodón, porque estos materiales transpiran mucho mejor.

Evita las alfombras de lana o terciopelo, ya que absorben mucho el calor. Coloca en la vivienda alfombras de bambú, coco o algodón ligero.

Si te encanta el estilo boho puedes poner en el recibidor un espejo con ribete de crochet. A continuación, te explicamos los mejores colores para decorar en verano:

Azul: es imprescindible para crear ambientes marinos, ya que este color recuerda al mar y a la playa. Te aconsejamos que lo combines con el blanco.

Tonos pastel: las tonalidades pastel aportan luminosidad, asi que escoge estos tonos para las paredes, los textiles o detalles decorativos.

Blanco: es un color perfecto para decorar en cualquier momento del año, pero en verano no puede faltar porque potencia la iluminación natural.

Gris perla: Si lo combinas con el blanco matiza los detalles y potencia la luz. Coloca en tu habitación un puff de este color.

Naranja: Puedes pintar una pared en este color y las demás en blanco. También puedes incluir este color en textiles como cortinas o cojines.

Scroll al inicio