El perchero, un útil complemento

El perchero es uno de los mejores complementos para tener al alcance de la mano, diversas prendas para nuestro vestuario. Desde sombreros, bolsos, abrigos, sombrillas, artículos que muchas veces no sabemos donde colocar.

Asimismo, se constituyen como organizadores de accesorios: cinturones, bufandas, pañuelos, elementos que permanecen guardados, pero que cuando se exhiben compaginan muy bien el conjunto de la decoración.

Por lo general el mejor punto para ubicarlos es en una esquina, en los recibidores. Y son muy útiles a la hora de recibir visitas, tanto en las casas como en las oficinas.

Los percheros pueden encontrarse de dos maneras:

De pie: tienen una base que les sirve para apoyarse en el piso, comúnmente tienen una altura 1,60 a 1,65 cm de modo que una persona de estatura media pueda acceder con facilidad a las prendas.

– De pared: ocupa menos espacio que el de piso y se pueden ubicar además en habitaciones, para colgar juguetes, muñecos, baños, donde se colgarían las toallas por ejemplo y hasta detrás de las puertas.