Mecerse en casa

Las sillas mecedoras son muy apreciadas por quienes las poseen, porque son un mueble relajante gracias a la acción del balanceo que calma y tranquiliza los ánimos. Muchas veces se ha convertido en un detalle muy elegante cuando se desea decorar un ambiente, por lo general cuando es una sala o en la galería de una casa rural o rústica.

El origen de la silla mecedora, algunos lo relacionan con la Inglaterra del siglo XVIII, posteriormente la fabricación en serie se dio en New York a partir del siglo XIX, cuando se empezó a comercializar y su producción estaba a cargo del taller de Duncan Phyfe.

Otras versiones se refieren al ingenio y talento de Benjamin Franklin como creador de este armonioso mueble que cumple más de una función:

– Debido al balanceo constante de este mueble, sentimos una sensación de relajación total que despeja y tranquiliza los ánimos.

– Estos muebles, además de la comodidad que ofrecen a los usuarios, se han convertido en elementos de decoración en gran parte de los hogares alrededor del mundo.

– La mecedora es un elemento que existe en muchos hogares, a pesar de que no haya abuelos que la usen, o madres que la utilicen para dormir a sus pequeños.

– Muchas veces ocurre que las mecedoras no son más que simplemente objetos para adornar algún espacio de la vivienda y que inclusive funcionan como elemento de sofisticación a la casa.

Todas estas funciones puede tenerlas, porque es una silla que tiene sus pies unidos a unas láminas inferiores curvadas que permiten que la persona se balance hacia adelante y atrás.

Hay que tener claro que no basta con colocar cualquier clase de mecedora, ya que al igual que con cualquier caso de mueble, es de suma importancia que ésta combine de forma adecuada con el resto de la decoración de la casa y que no se trate de comprar una mecedora solamente por capricho. Son muchos los modelos que se pueden encontrar, así que asegúrese de que el elegido encaje con el ambiente al que se destina, en vez de desentonar completamente con todo.

Deja una respuesta